lunes, 5 de enero de 2009

5. Principales Tips o Recomendaciones

Sea proactivo

Ensaye el principio de la proactividad en su matrimonio, en su familia, en su empleo. No aduzca como excusa, los defectos de otras personas. No aduzca sus propias debilidades. Cuando cometa un error, admítalo, corríjalo y aprenda de él. No culpe, ni acuse. Trabaje sobre las cosas que controla. Trabaje sobre usted, sobre el ser. Vea las debilidades de los otros con compasión y no acusadoramente. La cuestión no reside en lo que ellos hacen o deberían hacer sino en su propia respuesta a la situación y en lo que debe hacer usted. Si empieza a pensar que el problema está “allí afuera”, deténgase. Ese pensamiento es el problema.

Empiece con un fin en mente

El modo más efectivo para empezar con un fin en mente consiste en elaborar un enunciado de la misión, filosofía o credo personales.

Primero el éxito en casa.
Busca y merece la ayuda divina.
Nunca te comprometas con la deshonestidad.
Acuérdate de las otras personas implicadas.
Escucha a ambas partes, antes de juzgar
Pide consejo a otros.
Defiende a los que no están presentes.
Se sincero pero terminante.
Desarrolla una nueva habilidad cada año.
Planifica hoy el trabajo de mañana.
Lucha mientras esperas.
Mantén una actitud positiva
Conserva el sentido del humor
Se ordenado en tu persona y en el trabajo.
No temas a los errores: teme solo a la ausencia de respuesta creativa, constructiva y correctiva a esos errores.
Facilita el éxito a tus subordinados
Escucha el doble de lo que hables
Concentra todas tus habilidades y todos tus esfuerzos en la tarea que tienes entre manos, sin preocuparte por tu próximo empleo o tu próxima promoción.
--Rolfe Kerr--

Primero lo primero

No olvide que las personas verdaderamente efectivas le dedican una mayor atención y cantidad de tiempo a las actividades que no son urgentes ósea que no requieren atención inmediata, pero que si son importantes puesto que realizan aportaciones significativas a nuestra misión, valores y metas de alta prioridad, como por ejemplo: construir relaciones, redactar un enunciado de la misión personal, la planificación de largo alcance, la ejercitación física y todas esas cosas que sabemos que hay que hacer, pero que solemos eludir porque no son importantes.

Para priorizar las actividades que usted realiza a lo largo de su vida, tenga en cuenta la respuesta con la que contestaría la siguiente pregunta:

¿Qué puede hacer usted en su vida personal y profesional que, de hacerlo regularmente, representaría una tremenda diferencia positiva en su vida?

Piense en ganar/ganar

Vea la vida como un escenario cooperativo y no competitivo. No olvide que hay mucho para todos y que el éxito de una persona no se logra a expensas o excluyendo el éxito de los otros. No se trata de tu éxito o el mío, sino de un éxito mejor, de un camino superior.

Para establecer una relación sincera con las demás personas de nuestra familia, nuestro empleo, nuestros amigos, etc., debemos tener presente que se deben realizar depósitos en sus cuentas bancarias emocionales (metáfora de la confianza incorporada en una relación, son el sentimiento de seguridad que tenemos respecto de otros seres humanos).

Los seis depósitos principales con los que usted podrá constituir una cuenta bancaria emocional son:

  • Comprender a los individuos
  • Prestarle atención a las pequeñas cosas
  • Aclarar las expectativas
  • Demostrar integridad personal
  • Disculparse sinceramente cuando cometa errores que afecten a los demás

Procure primero comprender y después ser comprendido

Procure comprender primero. Antes que los problemas surjan, antes de pretender evaluar y prescribir, antes de tratar de exponer las propias ideas, procure comprender. Pase tiempo con sus amigos y con su familia: Escúchelos, compréndalos. Véalo todo a través de sus ojos: el hogar, la vida escolar, los desafíos y problemas con los que se enfrentan. El tiempo invertido en comprender profundamente a los seres queridos produce enormes dividendos en la comunicación abierta.

En la empresa, usted puede dedicarle tiempo a entrevistas personales con los empleados, Escucharlos, comprenderlos. Establecer sistemas de información para los gerentes, que brinden una retroalimentación honesta y precisa en todos los niveles: de los clientes, de los proveedores y de los empleados. Haga que el elemento humano sea tan importante como los factores económicos o técnicos.

Sinergice

Las personas verdaderamente efectivas tienen la humildad y el respeto necesarios para reconocer sus propias limitaciones perceptuales y apreciar los ricos recursos que pone a su disposición la interacción con los corazones y las mentes de otros seres humanos. Esas personas valoran las diferencias porque esas diferencias acrecientan su conocimiento y su comprensión de la realidad.

Podemos valorar las diferencias en otras personas. Cuando alguien disienta de nosotros, diremos: “Bien, usted lo ve de otro modo”. No es obligatorio que estemos de acuerdo con él, simplemente podemos afirmarlo y podemos procurar comprender.

La sinergia da resultados; es un principio correcto. Es la efectividad en una realidad interdependiente: es formación del equipo, es trabajo de equipo, desarrollo de la unidad y la creatividad con otros seres humanos.

Afile la sierra

Nosotros somos los instrumentos de nuestra propia ejecución y para ser efectivos debemos reconocer la importancia de dedicar tiempo regular y diariamente a afilar la sierra, a renovar las cuatro dimensiones de nuestra naturaleza:

  • Física: Debemos cuidar efectivamente nuestro cuerpo físico: comer el tipo correcto de alimentos, descansar lo suficiente y hacer ejercicio con regularidad
  • Espiritual: Tratemos de sentirnos renovados, fortalecidos y centrados diariamente. Para volver a comprometernos con nosotros mismos, podemos practicar actividades como la meditación, la oración, disfrutar del arte, de la música o de la naturaleza.
  • Mental: Podemos practicar formas de renovación mental como: La lectura ("La persona que no lee no es mejor que la persona analfabeta") y la escritura
  • Social/emocional: Una vida larga, sana y feliz es el resultado de realizar aportaciones, de tener proyectos significativos que sean personalmente estimulantes y que mejoren y hagan feliz la vida de los otros.