lunes, 5 de enero de 2009

2. Resumen general

Casi todo el mundo intuye que su comportamiento, tanto en el trabajo como en la vida privada, podría mejorar en muchos aspectos, pero pocos saben cómo conseguirlo.

En su libro: Los siete hábitos de las personas altamente efectivas, Stephen Covey, el llamado Sócrates americano, no da consejos paternalistas ni se dedica a sermonear sin ton ni son. Su método es claro, certero y eficiente: casi un curso dividido en siete etapas que el lector deberá asimilar y poner en práctica por su propia cuenta, adaptándolas a su personalidad y aplicándolas libremente en todos los ámbitos de su vida cotidiana. Para ello el autor se sirve de anécdotas penetrantes y significativas destinadas a hacernos reflexionar sobre cada uno de nuestros actos y sobre el modo de acceder al cambio, a la verdadera paz mental.

El resultado es la construcción de una autoconfianza a prueba de bombas a través del desarrollo del carácter propio, de la integridad, de la honestidad y la dignidad humana necesarias para transformar nuestro universo laboral e intimo en algo autentico, único e intransferible.

El libro está dividido en tres secciones, cada una con capítulos relacionados a los siete hábitos y al final de cada uno, Covey le proporciona a los lectores de su libro una serie de sugerencias para poner en práctica cada uno de los hábitos leídos:

Capítulo I: Paradigmas y Principios

En este apartado se hace una introducción a las bases de la formación de los hábitos en el individuo.

Capítulo II: Victoria privada

El concepto principal de la victoria privada es el paso de los estados de dependencia a los de independencia, no como meta final, sino como un paso más hacia el desarrollo integral. En esta parte se analizan los tres primeros hábitos:

  • Primer hábito: Sea proactivo

Este capítulo, trata del hábito de la proactividad, hábito esencial y punto de partida en el proceso de la victoria privada. La proactividad significa tomar la responsabilidad y asumir el control en todas circunstancias de la vida de una manera activa, no pasiva. El concepto opuesto es el de reactividad, o tomar una actitud pasiva y ser sujeto de las circunstancias y por ende, de los problemas. Ser proactivo nos permite elegir decisiones pensadas antes de actuar. Las personas reactivas son de fácil explosión y cualquier cosa los hace amargar o enfurecer.

  • Segundo hábito: Empiece con un fin en mente

Supone establecer claramente las metas a seguir en el futuro, en el corto y largo plazo. En este apartado es muy importante la definición de la misión personal, para lo cual Covey provee ejemplos y herramientas de trabajo.

  • Tercer hábito: Primero lo primero

Como corolario del proceso de victoria privada, luego de adoptar el hábito de la proactividad que permitirá asumir la responsabilidad, y habiendo definido el fin que se desea alcanzar, es esencial saber cuál es el siguiente paso. Este capítulo trata sobre eso. Se sugieren herramientas y métodos de priorización. Además incluye un cuadro en el que se muestran las cosas urgentes y las importantes haciendo referencia a las personas que por no priorizar las tareas en su vida se mantienen en “actividades urgentes” y en un continuo afán, haciendo de estás, personas reactivas.

Capítulo III: Victoria pública

Está relacionada con la transición de la independencia hacia la interdependencia, y el establecimiento de relaciones sólidas y duraderas con los demás. Esta parte comprende también tres hábitos relacionados con el trabajo de equipo y el liderazgo:

  • Cuarto hábito: Piense en ganar/ganar

En las actividades en las que los individuos deben relacionarse con otras personas, éstos pueden pensar de cuatro formas: perder/perder (no me importa perder, si tú pierdes), perder/ganar (perderé aunque no me guste, porque tú vas a ganar), ganar/perder (mi objetivo es ganar y hacerte perder), ganar/ganar (quiero ganar y que tú también ganes). Los esfuerzos deben centrarse en la manera de pensar “ganar/ganar” si se desean alcanzar los objetivos trazados, manteniendo un ritmo sostenible. También puede comprenderse como un hábito de proactividad en equipo.

  • Quinto hábito: Procure primero comprender y después ser comprendido

Según Covey, la mayor parte del aprendizaje comunicacional está referido a comunicar, en vez de escuchar. Entonces es esencial para el trabajo en equipo un hábito de escucha activa y luego de comunicación. Se dedica un apartado al desarrollo de la escucha empática, proceso de escucha activa que implica una identificación con la situación de quien habla.

  • Sexto hábito: Sinergice

Los equipos de trabajo se conforman por individualidades altamente heterogéneas, que por lo general, mal conducidas tenderán al fracaso común. El liderazgo implica aprovechar las diferencias, en vez de tratar de minimizarlas, en resumen, aprovechar las diferencias. El término sinergia significa que el todo es mayor que la suma de sus partes.

Capítulo IV: Renovación

En esta parte se explica el proceso de cambio, no cíclico sino lineal, a partir de las victorias anteriores, en un plan para llegar al propio cambio personal con el objetivo de enaltecer el mayor bien que usted posee: usted mismo.

  • Séptimo hábito: Afile la sierra

El autor diferencia cuatro dimensiones: física, social/emocional, mental y espiritual en las cuales se debe llevar un proceso de renovación constante a lo largo de nuestras vidas.

Glosario

  • Dependencia: Paradigma del tú: tú cuidas de mí, tú haces o no haces lo que debes hacer por mí, yo te culpo a ti por los resultados.
  • Efectividad: Equilibrio entre P/CP. es la producción de los resultados deseados y es la capacidad de producción, la aptitud o medio con el que se producen los resultados deseados.
  • Hábito: Intersección de conocimiento, capacidad y deseo. El conocimiento es el paradigma teórico, el qué hacer y el por qué; la capacidad es el cómo hacer y el deseo es la motivación, el querer hacer. Para convertir algo en un hábito de nuestra vida, necesitamos esos tres elementos.
  • Independencia: Paradigma del yo: yo puedo hacerlo, yo soy responsable, yo me basto a mí mismo, yo puedo elegir.
  • Interdependencia: Paradigma del nosotros: nosotros podemos hacerlo, nosotros podemos cooperar, nosotros podemos combinar nuestros talentos y aptitudes para crear juntos algo más importante.
  • Paradigma: Modo en el que “vemos” el mundo, no en los términos del sentido de la vista, sino como percepción, comprensión, interpretación. Es una teoría, una explicación o un modelo de alguna otra cosa.